Dejar de fumar NO engorda

diciembre 29, 2010 Deja un comentario Go to comments

Dejar de fumar NO engorda


Correcto, dejar de fumar no engorda, si el fumar hiciera que no engordarás o el fumar fuera una técnica para mantener tu peso no habría personas con sobrepeso que fuman, esa es la mejor evidencia de que el cigarro no es una herramienta para control de peso en las personas.

Sin embargo se que uno de los miedos más grandes que puedes tener al querer dejar de fumar es que no quieres aumentar de peso, y literalmente prefieres no mejorar tu salud, incluso deteriorar tu salud a cambio de no aumentar de peso. Este es otro ejemplo de dos aspectos de que la sociedad maneja nuestros actos: 1. La sociedad no ve “bien” a las personas con sobre peso y 2. Las personas tenemos un pensamiento de “uno u otro” es decir en la mente tenemos grabado un programa que nos dice que podemos tener uno y otro aspecto, pero no ambos, es decir, tú estás pensando en que pudieras dejar de fumar pero podrías engordar, o prefieres no dejar de fumar y mantener controlado tu peso, yo te digo que puedes obtener las dos, te voy a explicar como.

 

Sigue leyendo…. puedes conseguir dejar de fumar y NO engordar……..

 

Primero que nada tienes que saber que dejar de fumar no engorda, puede ocasionar un efecto que comas más solo si no ocupas el método correcto para dejar de fumar. Te voy a explicar. Tú tienes el hábito de fumar, tienes muy bien definido lugares, situaciones y horarios de cuando fumas, por ejemplo, tengo un amigo que el fuma su primer cigarro en los primeros 15 minutos después de levantarse, se fuma el segundo y el tercero mientras maneja para llegar a su trabajo, y se fuma el cuarto cigarro del día al tomar su primer café en el trabajo justo antes de entrar a una junta que tiene con su grupo de trabajo, estos 4 cigarros se los fuma en las primeras 2.5 horas de su día, y por supuesto después fuma aún mas conforme va transcurriendo el día.

Siguiendo con el ejemplo de mi amigo, te voy a exponer una situación del porque él podría engordar mientras deja de fumar o cuando deja de fumar definitivamente y porque este aumento de peso se puede evitar si ocupas el método correcto.

Antes tienes que saber que el deseo de fumar es un sentimiento igual al deseo de comer, es decir el cuerpo genera esos deseos de la misma forma, por lo que puedes confundir el deseo de fumar con el deseo de comer. Cuando comemos la ingesta del alimento manda una señal de placer y satisfacción al cerebro, de igual manera lo hace el cigarrillo al meter nicotina al cuerpo, cuando se ingiere manda una señal de placer y satisfacción al cerebro, es por eso que estos dos deseos de satisfacer algo en nuestro cuerpo pueden ser confundidos.

Ok, vamos a pensar que mi amigo quiere dejar de fumar esos 4 cigarros en sus primeras 2.5 horas del día, lo más común que pase es que él quiera SUSTITUIR el ingerir nicotina con ingerir alimentos, y típicamente serán “botanas” o “snacks” no nutritivos, ocasionando así que se genere un descontrol en los hábitos alimenticios de mi amigo, provocando que aumente de peso a causa de comer más, y menos saludable.

Que es lo que tendría que hacer mi amigo para que no tuviera este efecto:

1.       NO SUSTITUIR la nicotina con alimento. Se debe ocupar un método que aporte preparación a la mente para que la persona elija dejar de fumar porque entiende de los beneficios que obtendrá al dejar de hacerlo, y porque ha comprendido que no obtiene absolutamente NADA al fumarse un cigarro. Con esto mi amigo no reemplazaría la nicotina con comida, seguiría comiendo igual solo que los momentos en que fumaba ya o lo hará porque sabe que no es bueno para su vida.

2.       Comer saludablemente. Al sustituir nicotina con alimento se debe optar por alimentos saludables, alimentos que aporten a la nutrición de la persona, supongo que has escuchado los método de adelgaza comiendo, pues es cierto, yo así lo he hecho y comiendo lo que me gusta solo que de manera balanceada. (Por ejemplo, incluir en la dieta zumos o jugos naturales, beber mucha agua, sopas o caldos desgrasados, etc.)

3.       Métodos de relajación. Se debe contar con un método de relajación, herramientas que ayuden a la persona a manejar la ansiedad al tener el deseo de fumar. La persona debe poder controlar la “necesidad” por obtener la satisfacción a través del cigarrillo. Esto también ser logra ocupando el método correcto. Puede ser a través de la realizar actividades saludables, a través de manejo de la respiración, etc., hay muchos métodos que podrías ocupar.

El no saber manejar esta ausencia de nicotina en tu cuerpo al dejar de fumar puede tener daños muy fuertes, ya que lo que comúnmente pasa es que dejas de fumar, empiezas a ver un aumento de peso y sigues teniendo el deseo por fumar, entonces que sucede al cabo de unas semanas, decides que no fue buena decisión, prefieres recaer al hábito, calmas tu necesidad de la nicotina, y vuelves a regresar a tu peso “anterior”. Entonces cuando quieras volver a intentar dejar de fumar te encontrarás con una evidencia REAL de que es mejor no dejar de fumar y resignarte a que vivirás esclavizado al cigarrillo el resto de tu vida, o que es mejor “aplazar” el momento para dejar de fumar, sin embargo déjame decirte un secreto, si tu aplazas el momento para dejar de fumar, ese momento NUNCA llegará por decisión propia.

La decisión de fumar o NO fumar solo depende de ti, tú decides.

Saludos.

Para mas información visita: www.vivelibredefumarahora.com

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: